English

Globovisión, blanco constante de ataques violentos por los seguidores del gobierno venezolano; Alberto Federico Ravell es el número 3 de los Caracas Nine

CARACAS, Venezuela (4 de enero de 2008) -- La Human Rights Foundation publica hoy un informe completo acerca de las violaciones de derechos humanos a los trabajadores y directivos de Globovisión.

Alberto Federico Ravell y con él los cuatrocientos treinta (430) trabajadores del canal conforman el tercero de los nueve del Proyecto Caracas Nine (www.CaracasNine.com).

Globovisión, el único canal privado de noticias e información en Venezuela que transmite las veinticuatro (24) horas y cuyo director general es el comunicador social y abogado, Alberto Federico Ravell, ha resistido los sistemáticos ataques a sus instalaciones, trabajadores y directivos por más de cinco (5) años, promovidos desde el gobierno y llevados a cabo por los seguidores de éste.

En la actualidad, el número asciende a más de veinticinco (25) ataques físicos a periodistas, camarógrafos y técnicos, y diecisiete (17) hechos de violencia contra sus bienes. Dos granadas fragmentarias fueron lanzadas a la sede principal de GLOBOVISIÓN en Caracas, ocasionando daños materiales, mientras que en su sede ubicada en Maracaibo, Estado Zulia, hubo destrozos a sus oficinas. Múltiples son las amenazas de muerte con armas de fuego y vía telefónica a varios de sus periodistas, así como las amenazas permanentes de cierre del canal por las autoridades gubernamentales, como sucedió con el canal Radio Caracas Televisión (www.RCTVLibre.com). Las lesiones físicas a algunos de sus reporteros mientras cubrían las noticias ha ameritado hasta hospitalización, tal es el caso reciente del camarógrafo Larry Arvelo, cuando el 6 de diciembre de 2007 fue víctima de agresiones físicas causadas por agentes de la policía metropolitana mientras realizaba su trabajo, las cuales le causaron significativas lesiones en su cuerpo; y más aún, los cuatrocientos treinta (430) trabajadores que conforman el canal de noticias e información, hoy padecen un temor permanente a ser agredidos por los seguidores del gobierno, incluso por agentes de los cuerpos de seguridad del Estado; no sólo mientras realizan sus trabajos, sino en cualquier lugar donde pudieran ser sorprendidos por éstos.

"El canal Globovisión, como medio de comunicación social, es un instrumento de la libertad de expresión mediante el cual muchos venezolanos expresan sus ideas disidentes contra las políticas revolucionarias del presidente Hugo Chávez", dijo Halvorssen.

"La HRF pide protección para Globovisión, sus trabajadores, directivos e instalaciones; e insta al gobierno venezolano a acatar la normativa nacional e internacional en protección y garantía del ejercicio de los derechos humanos en Venezuela, principalmente de la vida, la integridad personal y la libertad de expresión", agregó Halvorssen.

El Proyecto Caracas Nine tiene como finalidad, dar a conocer al mundo las personas que son víctimas de persecución por el gobierno venezolano y por sus seguidores. Los Nueve son sólo casos emblemáticos de un gran número. De los nueve, ya el número 1: Francisco Usón fue puesto en libertad condicional el 24 de diciembre de 2007. A favor de otros de los nueve, como la abogada Mónica Fernández, se aplica la Amnistía recientemente decretada por el Presidente venezolano; Ley cuyo alcance debe ser general, aún cuando no hay claridad al respecto.

La Human Rights Foundation (HRF) es una Organización Internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos políticos y prisioneros de conciencia de diferentes gobiernos en el mundo. Tal es el caso de Armando Valladares (22 años preso en Cuba), Vladimir Bukovsky (12 años preso en la extinta Unión Soviética), Palden Gyatso (33 años preso en el Tibet), Harry Wu (19 años preso en China), y otros como Ramón J. Velásquez en Venezuela y Elie Wiesel en los campos de concentración nazi (www.laHRF.org).

 

Contacto: Thor Halvorssen, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #809
New York, NY 10118
Phone: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.LaHRF.com