English


Declaración de la HRF en relación a las recientes declaraciones del Presidente Martinelli

Nueva York, 7 de abril de 2011 -- En primer lugar, la Human Rights Foundation (HRF) está plenamente de acuerdo con el presidente Martinelli en relación a que “no puede infringir la ley panameña”. De hecho, la HRF considera que ni él, ni ningún otro funcionario público, ni ningún ciudadano panameño, ni ningún extranjero, debería infringir la ley panameña. No obstante, la HRF considera que quienes violaron las leyes panameñas durante los días 26, 27 y 28 de febrero, no fueron el Sr. Paco Gómez Nadal y la Sra. Pilar Chato, sino la policía panameña, el Servicio Nacional de Migración (SNM) y la propia presidencia de la República. La policía los detuvo arbitrariamente bajo acusaciones falsas. El SNM los expulsó arbitrariamente bajo las mismas acusaciones falsas. Y la presidencia de la República emitió sendos pronunciamientos públicos justificando estas acciones arbitrarias, y repitiendo las mismas acusaciones falsas.

En segundo lugar, la HRF no está de acuerdo con el presidente de Panamá en relación a que “si [Paco Gómez Nadal] quiere regresar, hay que cambiar la ley”. La HRF considera que la Constitución y las leyes panameñas no establecen ninguna restricción contra el ingreso de periodistas y defensores de derechos humanos extranjeros. Al contrario, tanto la Constitución como las leyes panameñas brindan un sinnúmero de garantías para proteger tanto a los ciudadanos panameños como a los extranjeros que ejerzan un periodismo crítico, o que realicen actividades legítimas de defensa de los derechos humanos, como el monitoreo de protestas.

Finalmente, la HRF está plenamente de acuerdo con el presidente Martinelli en relación a que “así no puede[n] regresar al país”. La HRF considera que así, como están las cosas en Panamá en relación a la libertad de expresión, el periodista o defensor de derechos humanos que decida ingresar a Panamá y ser crítico del gobierno, corre el riesgo de ser acosado, detenido y expulsado arbitrariamente de ese país. Es por ello que, en su carta de 5 de abril, la HRF pidió respetuosamente al jefe de Estado panameño “realizar todas las gestiones necesarias para  garantizar el retorno inmediato y  seguro de ambos, y, con ello, cumplir las obligaciones internacionales de Panamá”.

Todas estas afirmaciones están sustentadas en nuestro informe jurídico de 5 de abril, y reseñadas en nuestra carta al presidente de Panamá, enviada el mismo día. 

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel, Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Contacto: Pedro Pizano, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org

Lea la carta enviada al Presidente Martinelli aquí.

Lea el informe sobre el caso de Paco Gómez Nadal y Pilar Chato aquí.


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #809
New York, NY 10118
Phone: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.LaHRF.com