English


HRF pide a Insulza que no promueva la violación de la Carta Democrática con la reincorporación de Cuba a la OEA

NUEVA YORK (22 de abril de 2009)-- La Human Rights Foundation (HRF) envió hoy una carta a José Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), solicitándole que se abstenga de promover la violación de la Carta Democrática Interamericana, en relación a sus declaraciones de días pasados de que “pediría” a los Estados Miembros de la OEA que “eliminen” la resolución “obsoleta” que en 1962 excluyó a Cuba de participación en los órganos de la OEA.

“Es escandaloso que el Sr. Insulza apoye al gobierno más represor de los derechos humanos en todo el continente y pida a los Estados Miembros que violen la Carta Democrática Interamericana”, dijo Javier El-Hage, Director Legal de la HRF. “El Artículo 19 de la Carta prohíbe la participación de un gobierno antidemocrático en los órganos de la OEA, pero Insulza está empeñado en que se borre de un plumazo un compromiso que ha costado décadas y la vida de muchas personas”, continuó El-Hage.

La carta de la HRF expone detalladamente por qué Cuba no cumple ninguno de los elementos esenciales de la democracia establecidos en el Art. 3 de la Carta Democrática. En relación al requisito de “respetar los derechos y libertades fundamentales”, la HRF cita siete informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, según los cuales el actual gobierno cubano ha perpetrado un sinnúmero de ejecuciones sumarias, detenciones arbitrarias, torturas, violaciones y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes contra hombres y mujeres, perseguidos y encarcelados por motivos políticos. En cuanto a la libertad de prensa, la HRF cita informes especializados que señalan que, después de China, Cuba tiene la mayor cantidad de periodistas encarcelados y que la censura de la prensa en ese país está entre las más altas del mundo, junto a Corea del Norte y Libia.

En cuanto a los requisitos de mantener elecciones democráticas, un régimen plural de partidos y respetar el Estado de derecho, la carta de la HRF señala que el pueblo cubano no ha tenido la posibilidad de elegir democráticamente a sus líderes desde 1948, antes de que accedieran al poder por la fuerza los gobiernos antidemocráticos de Fulgencio Batista, hasta 1959, y de Fidel Castro, hasta hoy. La carta también afirma que Cuba mantiene un régimen de partido único, según el cual todo el poder se concentra en el Partido Comunista presidido hasta hoy por Fidel Castro, y en el Consejo de Estado que se encuentra efectivamente por encima de los poderes legislativo y judicial, y que fue presidido por Fidel Castro hasta el año 2006.

“Desde hace medio siglo el pueblo cubano padece una situación extrema que confirma cruelmente el principio de que la democracia es indispensable para el ejercicio efectivo de los derechos humanos”, dijo El-Hage. “Esta situación, según la Carta Democrática, ‘constituye, mientras persista, un obstáculo insuperable’ para la participación del gobierno de Cuba en los órganos de la OEA. Sin embargo, en vez de exigir el cumplimiento de ese mandato, el Sr. Insulza busca apoyo para el gobierno más antidemocrático del continente. Esto es inaudito!” concluyó El-Hage.

El proyecto de “La Carta Democrática Interamericana y el Sr. Insulza” consiste en cartas mensuales al Secretario General Insulza detallando las violaciones a los derechos humanos y elementos esenciales de la democracia en el continente americano con la esperanza de que él cumpla su obligación y active la cláusula democrática en defensa de la democracia y los derechos humanos en América.

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Armando Valladares, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Lea la carta enviada por la HRF el 21 de abril de 2009 al Secretario General Insulza aquí.

Contacto: Javier El-Hage, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org

José Miguel Insulza, Organizacion de Estados Americanos, (202) 458-6836, jinsulza@oas.org


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #809
New York, NY 10118
Phone: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.LaHRF.com