English


Primavera Negra de Cuba: La HRF pide amnistía para Oscar Elías Biscet y los demás prisioneros de conciencia excarcelados; Tras su excarcelación, Biscet le cuenta a la HRF que ahora está en una cárcel más grande

NUEVA YORK (14 de marzo de 2011) – En ocasión de la excarcelación del prisionero de conciencia Dr. Oscar Elías Biscet, la Human Rights Foundation (HRF) pidió la amnistía tanto para él como para todos los prisioneros de conciencia de la Primavera Negra que han rechazado el exilio en España y, en vez de ello, han sido excarcelados bajo “licencia extrapenal” en Cuba.

“Sé que salgo de una cárcel pequeñita, hacia la cárcel grande que es Cuba. Sin embargo, me siento muy feliz y agradezco mucho a Dios porque, después de tantos años, vuelvo a estar junto a mi esposa aquí en mi casa,” dijo anoche Biscet durante una entrevista telefónica con la HRF.

El pasado viernes, luego de ocho años de cárcel, Biscet fue excarcelado con el beneficio de la “licencia extrapenal”, establecida en el artículo 31 del Código Penal de Cuba. Según este artículo, Biscet, quien rechazó ser exiliado a España, continuará cumpliendo en libertad su condena, siempre y cuando demuestre “buena conducta”.

“Yo soy un defensor de la vida y de la libertad, y en esos dos valores baso todo mi accionar,” dijo Biscet a la HRF. “Me negué a dejar Cuba, porque me he comprometido a que nunca la voy a abandonar mientras no logre mis objetivos: la democracia y la libertad para Cuba.”

Solamente entre febrero de 1998 y noviembre de 1999, Biscet fue detenido 27 veces por agentes del Estado cubano. En 2003, durante la llamada Primavera Negra de Cuba, Biscet fue encarcelado, juzgado sumariamente, y condenado a 25 años de cárcel por realizar “actos contra la independencia y la integridad territorial del Estado”.

“Los prisioneros de conciencia no son criminales, son hombres y mujeres valientes que han sido encarcelados por desafiar pacíficamente a un gobierno despótico,” dijo Thor Halvorssen, presidente de la HRF. “Un delincuente puede recibir la dádiva de la licencia extrapenal, y así cumplir con su condena fuera de la cárcel. Pero un prisionero de conciencia merece la amnistía, porque su único delito fue no pensar igual que el gobierno,” dijo Halvorssen.

El 13 de febrero pasado, los prisioneros de conciencia Héctor Maseda y Ángel Moya también fueron excarcelados bajo licencia extrapenal, también luego de rechazar el exilio en España. Ellos son, respectivamente, esposos de Laura Pollán y Berta Soler, ambas líderes de las Damas de Blanco.

“Yo voy a seguir [con] lo mismo que he hecho hasta ahora: yo soy un disidente, soy un periodista independiente, estoy en contra de este gobierno y no dejaré de estarlo,” había dicho Maseda al salir de la prisión. “La lucha va a continuar. Si tenemos que ir presos regresaremos a las prisiones porque estamos luchando por una causa justa. No somos delincuentes, ni traficantes de drogas: somos luchadores pacíficos por la libertad,” dijo en esa oportunidad Moya.

De producirse la amnistía que pide la HRF, los prisioneros de conciencia excarcelados se beneficiarían con la libertad irrestricta, ya que, de acuerdo a los artículos 59 y 61 del mismo Código, esta medida “extinguiría” tanto “la responsabilidad penal” como “la sanción y todos sus efectos”.

“La posición de Maseda, Moya y Biscet, es algo que nos provoca profunda admiración, pero que no nos sorprende,” dijo Halvorssen. “La libertad condicional es mejor que la cárcel para prácticamente todas las personas, pero no para los prisioneros de conciencia. Para estos héroes, la sociedad totalitaria es una cárcel, y la cárcel un precio que no tienen miedo a pagar, en la lucha por conquistar la libertad,” concluyó Halvorssen.

En 2003, Aung San Suu Kyi, prisionera de conciencia de Myanmar y Premio Nobel de la Paz, había dicho: “Es irónico, pero en un Estado autoritario solamente el prisionero de conciencia es libre. Sí, hemos renunciado a nuestro derecho a tener una vida normal, pero nos hemos mantenido fieles a la parte más valiosa de nuestra humanidad: nuestra conciencia.”

Biscet concluyó su entrevista con la HRF con una exhortación: “Pedimos a la comunidad internacional, a todas las personas que viven en países democráticos y libres, que nos ayuden a presionar al gobierno cubano para que excarcelen también a Daniel Ferrer, Librado Linares y Félix Navarro,” los tres prisioneros de conciencia de la Primavera Negra que continúan presos en cárceles cubanas. Hasta hoy, ocho han sido excarcelados bajo licencia extrapenal, luego de haber rechazado el exilio. Ellos son: Pedro Argüelles, Diosdado González, Iván Hernández, Guido Sigler, Eduardo Díaz Fleitas, Héctor Maseda, Ángel Moya y Oscar Elías Biscet.

En septiembre del 2010, la HRF publicó un video documental exclusivo de Las Damas de Blanco, en el que relatan los detalles de la formación del grupo a raíz de la Primavera Negra, y analizan el inusitado interés internacional que el tema de los derechos humanos en Cuba ha cobrado en los últimos meses.

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel, Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Contacto: Pedro Pizano, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #809
New York, NY 10118
Phone: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.LaHRF.com