English


Honduras: HRF felicita a la Comisión de la Verdad por su informe, pero critica su recomendación de reformar la Constitución

Nueva York (13 de julio de 2011) – La Human Rights Foundation (HRF) felicitó a la Comisión de la Verdad y la Reconciliación de Honduras (CVR-H) tras la presentación de su informe y lo calificó de concluyente y equilibrado. En particular, la HRF celebró que la CVR-H haya fundamentado muchas de sus conclusiones en el informe jurídico que la HRF publicó después del golpe de Estado de junio de 2009. Sin embargo, la HRF criticó las conclusiones y recomendaciones de la CVR-H en relación a la supuesta inexistencia de un juicio presidencial en Honduras y la necesidad de una reforma constitucional.

“Felicitamos a la CVR-H por haber documentado con éxito una de las crisis democráticas más graves de los últimos tiempos en América Latina”, dijo Thor Halvorssen, presidente de la HRF. “En especial, celebramos que nuestro informe haya servido a la CVR-H en el desempeño de esta histórica y difícil labor”, concluyó Halvorssen.

El jueves pasado, la CVR-H presentó su informe titulado “Para que los hechos no se repitan: Informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación”, en el que se determina con precisión lo ocurrido antes, durante y después del golpe de Estado de 28 de junio de 2009. El informe de 800 páginas de la CVR-H incluye numerosas referencias al informe jurídico de la HRF, titulado “Los hechos y el derecho detrás de la crisis democrática de Honduras 2009-2010”, publicado en marzo de 2010.

“Los comisionados […] coincidimos con el análisis hecho por Human Rights Foundation, para definir que lo sucedido en Honduras fue un golpe de Estado”, estableció la CVR-H en la página 202 de su informe. “[S]e está ante un golpe de Estado cuando han concurrido al menos cuatro elementos: ‘en primer lugar, que la víctima del golpe sea el presidente u otra autoridad civil o militar que tenga el mando máximo del Poder Ejecutivo en un país; en segundo lugar, que el perpetrador del golpe haya ejercido violencia o coerción contra la víctima para que abandone su cargo; en tercer lugar, que la acción o acciones que conforman el golpe sean abruptas o repentinas y rápidas; y, en cuarto lugar, que esta acción se produzca en clara violación del procedimiento constitucional para la destitución del presidente.’ [E]n el caso de Honduras se encuentran los cuatro elementos antes citados”, concluyó la CVR-H.

En marzo de 2010, la HRF envió una carta a Eduardo Stein, coordinador de la CVR-H, poniendo bajo su consideración el informe jurídico de 300 páginas de la HRF. A poco más de un año de ese intercambio, la CVR-H ratificó muchas de las conclusiones de la HRF. En particular, la CVR-H coincidió en que el golpe de 28 de junio de 2009 se produjo en un contexto de erosión democrática provocada por acciones inconstitucionales del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y que las acciones previas al 28 de junio a cargo del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, afectaron la credibilidad de la OEA.

“La OEA [envió] una misión de acompañamiento a la consulta, a pesar de que todas las instancias del Estado de Honduras con competencia en este tema habían emitido resoluciones de que la consulta era ilegal y que no se llevara a cabo. Esta decisión de la OEA minó la confianza de diferentes sectores hondureños en el organismo internacional”, establece la página 393 del informe de la CVR-H.

A su vez, la HRF fue muy crítica con las conclusiones y recomendaciones de la CVR-H en relación a la supuesta inexistencia del juicio presidencial en Honduras y la necesidad de reformar la Constitución para regular dicho procedimiento (pág. 398 y ss.).

“El juicio contra los altos funcionarios del Estado, incluyendo el presidente, ya está regulado por el artículo 313 numeral 2 de la Constitución y los artículos 414 al 417 del Código Procesal Penal de Honduras, que dan al Fiscal General de la República la atribución de enjuiciar al presidente ante la Corte Suprema de Justicia”, dijo Javier El-Hage, director jurídico de la HRF. “Si el Fiscal General y la Corte Suprema hubiesen seguido este procedimiento, el presidente Zelaya podría haber sido destituido de manera constitucional, con debido proceso”, señaló El-Hage.

“Desde 1825, los políticos hondureños han dictado 14 constituciones distintas y han modificado al menos 15 veces las disposiciones constitucionales en relación al juicio presidencial”, explicó El-Hage. “La Comisión de la Verdad se equivoca en afirmar que la solución para Honduras es otra reforma constitucional. ‘Para que los hechos no se repitan’, lo que los políticos hondureños deben hacer es cumplir la Constitución, y dejar de cambiarla cada vez que les incomoda”, concluyó.

El anexo 3 del informe jurídico de la HRF incluye una descripción detallada de las disposiciones constitucionales en relación al juicio presidencial tanto en Honduras como en otros 17 países de América Latina.

El informe titulado “Los hechos y el derecho detrás de la crisis democrática de Honduras 2009-2010” fue elaborado por Javier El-Hage bajo los auspicios del HRF Center for Law and Democracy, una iniciativa académica de la HRF que promueve la investigación jurídica en las áreas del derecho constitucional comparado y derecho internacional.

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel, Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Contacto: Pedro Pizano, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org

Lea la versión en PDF de “Los hechos y el derecho detrás de la crisis democrática de Honduras 2009-2010”.

Lea la versión en PDF de la carta a Eduardo Stein.

Descargue el informe “Para que los hechos no se repitan: Informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación”.


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #809
New York, NY 10118
Phone: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.LaHRF.com