English


De la televisión a la prisión: Gustavo Azócar es el número 6 de los “Caracas Nine”

CARACAS, Venezuela (14 de enero de 2010) – La Human Rights Foundation (HRF) publicó ayer un informe sobre el caso de Gustavo Azócar, un periodista y profesor universitario en el estado de Táchira que, desde el año 2000, ha sido objeto de una investigación penal plagada de violaciones a sus derechos fundamentales. Azócar es el número 6 de los “Caracas Nine”.

 “Gustavo Azócar está preso por motivos políticos. Los periodistas venezolanos son perseguidos y acosados por criticar al gobierno. En los últimos diez años, Venezuela ha iniciado más de 150 procesos legales contra periodistas, y las amenazas en contra de la libertad de prensa continúan intensificándose”, señaló Thor Halvorssen, Presidente de la HRF.

El Ministerio Público acusó a Azócar de corrupción en el cumplimiento de un contrato de publicidad entre su compañía y la lotería del Estado. Su juicio empezó en mayo de 2009 y fue encarcelado a finales de julio del mismo año por una supuesta violación a los términos de su libertad condicional. En octubre de 2009 su juicio fue anulado. Sin embargo, Azócar continúa en prisión.

“El Ministerio Público comenzó a investigar a Azócar a finales del año 2000, pero en medio de la investigación cambió el rumbo, dejando a un lado la denuncia original y sustituyéndola por otra distinta, en un descarado intento de atraparlo”, continuó Halvorssen. “Al encarcelarlo, el gobierno se está deshaciendo de un crítico implacable. En nueve años de investigaciones judiciales y policiales no se ha obtenido resultado alguno en su contra. El encarcelamiento de Azócar viola muchas garantías constitucionales y procesales. Llamamos a las autoridades venezolanas a liberar inmediatamente a Gustavo Azócar”, añadió Halvorssen.

La orden de arresto contra Azócar fue anulada en el momento en que un nuevo juez anuló todas las actuaciones previas de ese juicio, incluyendo la restricción adicionada a su libertad condicional que el periodista supuestamente había violado. Según las leyes venezolanas, cualquier acto que emane de un juicio que ha sido anulado, queda automáticamente sin efecto. “En la Venezuela de Hugo Chávez alguien que critica al gobierno puede ser arrestado, llevado a un juicio plagado de irregularidades, y, aún después de anulado el juicio, seguir preso”, dijo Halvorssen. “El verdadero objetivo de su encarcelamiento es, además de silenciar su voz independiente, impedir que se postule en las próximas elecciones por un escaño en la Asamblea Nacional”.

Las irregularidades en el juicio de Azócar son tan alarmantes que Reporteros Sin Fronteras, el Comité para la Protección de los Periodistas, y la Federación Internacional de Periodistas, se han manifestado públicamente demandando su liberación. El 2 de noviembre de 2009, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sostuvo una sesión especial para escuchar el caso de Azócar. Los resultados de su deliberación todavía no han sido publicados.

Periodista con una carrera de más de 20 años, el intrépido estilo de Azócar le ha generado muchos enemigos dentro del gobierno venezolano. Durante las elecciones regionales del año 2000, Azócar reveló hechos bochornosos de Ronald Blanco La Cruz, el candidato del partido del presidente Chávez que posteriormente fue electo gobernador. Azócar sostiene que la persecución en su contra se originó debido a este trabajo. Durante la gestión de Blanco La Cruz, Azócar le acusó de corrupción y le criticó por ignorar la presencia de miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Táchira. Las FARC son una organización terrorista cuya misión es usar el conflicto armado para derrocar al gobierno de Colombia.  

En el 2003, después de una serie de atentados, incluyendo un incidente afuera de su residencia donde individuos dispararon contra su vehículo, la CIDH dictó medidas cautelares a favor de Azócar. También había recibido varias amenazas de muerte por correo electrónico, teléfono y cartas. Ni las autoridades locales ni las nacionales cumplieron con las medidas cautelares ordenadas por este órgano internacional.

El Proyecto Caracas Nine tiene como finalidad dar a conocer al mundo las personas que son víctimas de persecución por el gobierno venezolano y por sus seguidores. Los Nueve son casos emblemáticos del gran número de abusos a los derechos humanos de aquellos que abiertamente critican al gobierno de Venezuela. De los Nueve, el número 1, Francisco Usón, fue puesto en libertad condicional el 24 de diciembre de 2007. En noviembre de 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos responsabilizó al Estado venezolano por la violación de sus derechos humanos.

Para mayor información sobre los venezolanos que están siendo perseguidos por disentir con su gobierno, visite www.CaracasNine.com. Para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela, visite www.DileAChavez.com.

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav HavelMutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Contacto: Glenda Aldana, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org

Lea el resumen del caso de Gustavo Azócar aquí.

Lea el informe completo aquí.


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #809
New York, NY 10118
Phone: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.LaHRF.com