English


Ecuador: La Human Rights Foundation Rechaza Intento del Presidente Correa y de sus Ministros de Politizar la Defensa de los Derechos

QUITO, Ecuador (14 de octubre de 2008) – Durante la alocución presidencial del pasado sábado 27 de septiembre, el Presidente ecuatoriano Rafael Correa se refirió a la Human Rights Foundation (HRF) y a la supuesta vinculación de ésta con un partido político estadounidense. En la opinión del Presidente Correa, la labor de la HRF es la de perseguir “a todos los gobiernos de izquierda del continente”. Dichos comentarios se suman a otros similares hechos por ministros de su gabinete y por el Fiscal General.

La HRF rechaza categóricamente las declaraciones emitidas por altos funcionarios ecuatorianos y su Presidente. Estos dirigentes, en vez de constituirse en garantes de los derechos humanos, buscan politizar la defensa de los mismos con falsedades, evidenciando la preocupación del gobierno ecuatoriano ante la creciente inquietud mundial por el estado de los derechos humanos en el Ecuador. La HRF considera que el tiempo que dedican a expresar calumnias debería más bien emplearse en la protección y salvaguarda de los derechos civiles y políticos de los ecuatorianos, y en garantizar una administración de justicia removida de la política.

La HRF celebró el pasado 16 de septiembre la inauguración de su oficina afiliada en el Ecuador: HRF-Ecuador. Representantes de diversos sectores sociales del país, así como también figuras universitarias y políticas y medios de comunicación asistieron al evento en el cual la defensora de derechos humanos Andrea Tapia fue nombrada directora ejecutiva de la HRF-Ecuador.

La reacción oficial no se hizo esperar. El Ministro de Gobierno y Policía, Fernando Bustamante, expresó que la HRF tiene “sede en Miami” y también alegó falsamente que la HRF estaría “vinculada al Partido Republicano”. La Srta. Tapia también fue objeto de expresiones malintencionadas del Ministro Bustamante, quien ha pretendido desacreditarla al vincularla con la llamada “partidocracia” ecuatoriana y así desprestigiar su trabajo en defensa de los derechos humanos en su país. La sede de la HRF, desde donde han sido enviadas todas las comunicaciones al gobierno ecuatoriano (incluyendo comunicaciones recibidas por el Ministro Bustamante), se encuentra en la ciudad de Nueva York, en el edificio Empire State, dato que es fácil de verificar en el sitio Web de la HRF.

El Consejo Internacional y el Directorio de la HRF está compuesto por personalidades cuya integridad, abogacía por los derechos humanos y reputación están por encima de cuestionamiento alguno. En cuanto a la presunta vinculación con el Partido Republicano, la HRF es una organización apolítica y no se vincula con ningún partido político —ni en los Estados Unidos ni en Latinoamérica.

El Fiscal General, Washington Pesántez, declaró que la HRF “está por demás, el país no necesita tutores en materia de derechos humanos. La señora Llori tiene dos procesos penales por peculado”. El que Ecuador necesite o no observadores de la situación de los derechos humanos no requiere el visto bueno ni del Fiscal General, ni de ningún otro empleado público en un país democrático, ya que en cualquier Estado que ha suscrito tratados de derechos humanos, dichas iniciativas están protegidas como parte de los derechos civiles y políticos de los ciudadanos. El Fiscal Pesántez, antes de aventurarse a exponerse al escarnio público, ha debido informarse sobre el caso de la Sra. Llori, quien, el día anterior a sus declaraciones, había sido sobreseída definitivamente por autoridades competentes de la Sala de Conjueces de la Única Sala de la Corte Superior de Justicia de Nueva Loja.

El Ministro de Seguridad Gustavo Larrea también se expresó falsamente, cuando intentó atribuirle un tinte político a las actividades de la HRF. A la HRF le sorprenden estos comentarios, viniendo de un ministro quien, sin ruborizarse, admitió públicamente haberse reunido y pretendido alianzas oficiales con Raúl Reyes, jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), una organización considerada como terrorista por todos los países de Europa, Japón, Norte América, y Australia, que constantemente viola los derechos humanos de cientos de miles de personas.

Las declaraciones del tren ejecutivo y del Presidente ecuatoriano no dejan ninguna duda de la indisposición oficial a la existencia de organizaciones que se encarguen de la defensa de los derechos humanos, si dichas organizaciones no se pliegan a los designios políticos de la administración actual. Las declaraciones del gobierno tienen una similitud preocupante con la reciente decisión de Venezuela, de expulsar de ese país a dos directivos de una organización amiga, la Human Rights Watch, por haber publicado un informe detallando las numerosas violaciones a los derechos humanos que se vienen cometiendo de forma sistemática y como política de estado desde que Hugo Chávez arribó a la presidencia de ese país.

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Armando Valladares, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Contacto: Andrea Tapia o Javier El-Hage, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #809
New York, NY 10118
Phone: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.LaHRF.com