English

Justicia comunitaria, linchamientos y la constitución propuesta por el gobierno de Bolivia

NEW YORK (5 de marzo de 2008) -- En enero de este año, la Human Rights Foundation (HRF) publicó un informe sobre linchamientos, justicia comunitaria y la nueva constitución propuesta por el gobierno del presidente Evo Morales, el cual motivó, al Vice Ministro de Coordinación con los Movimientos Sociales y Sociedad Civil, Sr. Sacha Sergio Llorenti Solis, a enviar una respuesta oficial.

El Vice Ministro Llorenti es de la opinión que la HRF, de manera reduccionista y discriminatoria, ha malinterpretado el espíritu de la ley de justicia comunitaria y de los artículos introducidos en la nueva constitución que regulan dicho sistema de justicia. Ante el silencio del Vice Ministro Llorenti con respecto a la respuesta que la HRF le envió el 31 de enero de este año, y ante las opiniones de críticos que se han hecho eco de la postura oficial del gobierno de Bolivia, es menester entonces aclarar publicamente, por segunda vez, cual es la posición de la HRF en cuanto a la implementación y aplicación de la justicia comunitaria en Bolivia.

La HRF ni tiene una posición sobre el sistema de justicia comunitaria, ni pretende juzgar la validez de argumentos esgrimidos por personas que la utilizan como justificación para llevar a cabo linchamientos. El aumento del número de linchamientos en Bolivia es hecho público y notorio, como también lo son las declaraciones de apoyo a la justicia comunitaria por parte tanto del presidente Morales como de representantes de su gobierno. El presidente Morales ha dicho que los sistemas de justicia comunitaria y ordinaria no son compatibles; ha afirmado que los pobres deben emplear la justicia comunitaria en la resolución de conflictos y ha permitido que representantes de su gobierno se manifiesten a favor de implementar latigazos dizque simbólicos como medida de castigo. La HRF encuentra insostenible la postura del presidente Morales, habida cuenta de las garantías y derechos contenidos en la nueva constitución promovida por su gobierno.

En cuanto al supuesto carácter discriminatorio del informe, la HRF rechaza la afirmación hecha en tal sentido por el Vice Ministro Llorenti, ya que no es la HRF, sino el gobierno de Bolivia, quien pretende obligar a las comunidades indígenas y campesinas a dirimir problemas única y exclusivamente ante jueces del sistema de justicia comunitaria. Es más, la nueva constitución establece que sentencias emitidas por autoridades comunitarias no podrán ser sometidas a revisión, ni son susceptibles de ser apeladas ante jueces del sistema de justicia ordinaria.

En ese sentido la constitución propuesta por el gobierno del presidente Morales es contradictoria. Si bien el contenido de unos artículos establece la supremacía de sentencias emitidas por jueces comunitarios, y que dichas sentencias deben ser acatadas por todos sin derecho a apelación, no es menos cierto que otro artículo hace referencia al Tribunal Plurinacional como entidad encargada de dirimir conflictos de competencia entre las jurisdicciones comunitaria y ordinaria. La HRF estima imperativo supeditar, de forma suficientemente explícita, el sistema de justicia comunitaria al sistema de justicia ordinaria, hasta tanto no exista legislación que regule dichas prácticas e incluya mecanismos de apelación.

Comprometida tan solo con la defensa de los derechos civiles y políticos, la HRF reitera el alerta enviado a las autoridades y pueblo de Bolivia sobre el peligro que se cierne al querer otorgar rango constitucional a un sistema de justicia no regulado y discriminatorio. Antes de aprobarse la nueva constitución en referendo, el gobierno del presidente Morales debe tomar las medidas legislativas pertinentes para regularizar la administración de justicia bajo la égida comunitaria.

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización Internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Armando Valladares, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

 

Contacto: Thor Halvorssen, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org

Lea el informe acerca de justicia comunitaria en Bolivia aquí


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #809
New York, NY 10118
Phone: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.LaHRF.com