English


Venezuela: La HRF pide la libertad irrestricta del prisionero de conciencia Oswaldo Álvarez Paz, luego de que fuera liberado con condiciones

NUEVA YORK (18 de mayo de 2010) – La Human Rights Foundation (HRF) pidió hoy el sobreseimiento definitivo y la libertad irrestricta de Oswaldo Álvarez Paz. La semana pasada, luego de casi dos meses de encarcelamiento, Álvarez Paz fue puesto temporalmente en libertad mientras continúa el proceso criminal que el Estado venezolano sigue contra él por haber expresado opiniones críticas del presidente Chávez y su gobierno. El 5 de abril pasado, la HRF declaró a Álvarez Paz prisionero de conciencia del gobierno de Venezuela, luego de publicar un informe legal que determinó que las acciones a cargo de los distintos órganos del Estado venezolano que hicieron posible la acusación, detención y prisión preventiva de Oswaldo Álvarez Paz, violaron el estándar internacional de protección de la libertad de expresión.

“No hay duda de que para cualquier persona la libertad temporal y condicionada es mejor que la cárcel, pero nadie debería ser enjuiciado criminalmente por sus opiniones”, dijo Thor Halvorssen, presidente de la HRF. “Oswaldo Álvarez Paz, Gustavo Azócar, Guillermo Zuloaga y todos los que vienen siendo perseguidos judicialmente en Venezuela por sus opiniones críticas al gobierno tienen que ser sobreseídos de manera definitiva. Las personas que expresan opiniones contrarias a sus gobiernos no deben ser perseguidas, sino protegidas por sus propios Estados y por la comunidad internacional”, señaló Halvorssen.

Días después de una entrevista televisiva en la que criticó la situación de los derechos humanos en Venezuela y difundió información sobre supuestos vínculos del gobierno venezolano con el narcotráfico, con ETA y con las FARC, Álvarez Paz fue detenido y acusado por los delitos de conspiración, instigación pública a delinquir y difusión de información falsa. Luego de estar detenido de manera preventiva por 51 días, Álvarez Paz fue liberado, el 13 de mayo, bajo la prohibición de salir del país y de hablar públicamente sobre su caso, y bajo la obligación de presentarse ante el juez cada 15 días hasta el final del proceso penal contra él. Junto con la decisión de liberarlo condicionalmente, el tribunal penal de Caracas a cargo del juez Rafael Osío sobreseyó a Álvarez Paz por la comisión del delito de conspiración, de manera que ahora se le juzga por dos delitos.

Desde el año 2000, el Estado venezolano ha venido restringiendo sistemáticamente el derecho a la libertad de expresión de las personas dentro de su territorio. Desde 2007, Venezuela ha sido condenada repetidas veces por la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos por violaciones a la libertad de expresión. Venezuela es el único Estado del continente americano que no ha permitido el ingreso de la Comisión a su territorio. En 2008, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela dictó una sentencia que declara “inejecutable” una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y que “solicita al Ejecutivo Nacional proceda a denunciar” la Convención Americana sobre Derechos Humanos, “ante la evidente usurpación de funciones en que ha incurrido la Corte Interamericana”. Desde el año 2009, el índice para la libertad de expresión en el mundo, elaborado anualmente por la organización Freedom House, ha calificado a Venezuela como un país “no libre”. Otros Estados en el mundo con esta calificación son China, Corea del Norte, Eritrea, Libia, Birmania y Turkmenistán.

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel, Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Contacto:
Javier El-Hage, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org

Lea el informe sobre el caso de Oswaldo Álvarez Paz aquí.


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #809
New York, NY 10118
Phone: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.LaHRF.com