English


HRF presenta escrito de amicus curiae ante la CorteIDH, sobre derechos políticos; Decisión de la CorteIDH podría sentar precedente inédito

San José, Costa Rica (1 de marzo de 2011) – La Human Rights Foundation (HRF) presentó un escrito de amicus curiae ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), dentro del caso de Leopoldo López Mendoza contra la República Bolivariana de Venezuela. Según la HRF, que está presente durante las audiencias públicas del juicio que comenzaron hoy en Costa Rica, la decisión de la CorteIDH podría sentar un precedente inédito contra la privación arbitraria de los derechos políticos.

“La decisión que tome la CorteIDH en este caso podría llevar a la restitución de los derechos humanos de miles de personas en todo el continente que en estos momentos se encuentran arbitrariamente prohibidos de ejercer la función pública, de votar, y de participar como candidatos en elecciones,” dijo Javier El-Hage, director jurídico de la HRF. “Por primera vez, el máximo tribunal de justicia del continente americano está siendo llamado a ratificar el estándar establecido en el artículo 23 de la Convención, según el cual el Estado puede privar a una persona de sus derechos políticos, solamente después de que ésta haya sido sentenciada, como producto de un proceso judicial ajustado a las garantías del debido proceso penal,” señaló El-Hage.

Según el escrito de 44 páginas de la HRF que fue recibido el 28 de febrero por la Secretaría de la CorteIDH en Costa Rica, el tribunal interamericano debe analizar con base en este estándar el caso de la inhabilitación de López Mendoza, ex alcalde del Municipio Chacao, Caracas, Venezuela, quien fuera inhabilitado en el año 2008 por el Procurador General de ese país. Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que actúa como parte demandante en este juicio en representación de la víctima, ha pedido a la CorteIDH “que concluya y declare que el Estado [venezolano] violó los derechos políticos [...] del señor Leopoldo López”, y “que ordene al Estado venezolano” que se los restituya. Al ser Estado Parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, Venezuela estaría obligada a cumplir la decisión de la CorteIDH.

“En calidad de amicus curiae, hemos puesto a consideración de la CorteIDH un análisis de derecho internacional que toma en cuenta, no solamente el texto de la Convención, sino sus trabajos preparatorios, las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, las opiniones del Comité de Derechos Humanos de la ONU y lo dispuesto en la mayoría de las constituciones en América Latina en relación a este tema,” informó El-Hage. “Por ejemplo, hemos puesto bajo el conocimiento de la Corte que hace apenas dos meses, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictó sentencia en el caso Paksas contra Lituania, ratificando que la prohibición para presentarse a elecciones en Europa solamente puede considerarse legítima, si es que es producto de una sentencia firme en sede judicial, conforme a las reglas del debido proceso penal,” indicó El-Hage.

La HRF considera también que el caso en cuestión brinda una excelente oportunidad para que la CorteIDH, de conformidad con la jurisprudencia en el ámbito europeo y universal, determine que las personas privadas de libertad, pero que no hayan sido condenadas aún, jamás deben ser privadas de sus derechos políticos. Asimismo, según la HRF, la CorteIDH debería determinar que, en los casos en que la suspensión o privación de los derechos políticos constituya una pena accesoria a la condena penal, la persona privada de libertad por regla general no debe ser privada de su derecho al voto durante el tiempo que dure la condena.

“La función de un amicus curiae es brindar a la CorteIDH elementos de juicio que le puedan asistir en la tarea de resolver un caso conforme al derecho internacional”, explicó El-Hage. “En este caso, tenemos altas expectativas de que el precedente que establezca la Corte se oirá no sólo en Venezuela, sino en el resto del continente.”

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel, Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Contacto: Javier El-Hage, Human Rights Foundation, (212) 246.8486, info@thehrf.org

Vea el escrito de amicus curiae de la HRF presentado ante la CorteIDH aquí.

Para conocer más sobre este caso, vea la presentación de López Mendoza en el Oslo Freedom Forum 2010 aquí.


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #809
New York, NY 10118
Phone: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.LaHRF.com