English
Human Rights Foundation: Protecting Human Rights in the Americas

Kanye West recibe millones de la dictadura de Kazajistán y se une a J.Lo y Hilary Swank en la legitimización de violadores de derechos humanos en Asia Central

Kanye West
Kanye West en Kazajistán el 31 de agosto

NUEVA YORK (5 de septiembre de 2013)—El pasado sábado 31 de agosto, el artista estadounidense Kanye West ofreció un concierto privado en ocasión de la boda del nieto del presidente de Kazajistán, Nursultan Nazarbayev. West habría recibido 3 millones de dólares por su presentación en la exrepública soviética y actual potencia petrolera, gobernada por el autócrata Nazarbayev desde 1991.

“Kazajistán es un desierto árido para los derechos humanos”, dijo el presidente de HRF, Thor Halvorssen. “El régimen reprime fuertemente las libertades de expresión y asociación. Es más, alguien tan controversial como Kanye, que se gana la vida expresando su opinión sobre diversos temas a través de sus canciones, terminaría en la cárcel bajo el régimen de este dictador. El rapto de familiares y el abuso de sistemas judiciales de alrededor del mundo como medio de persecución política, son solo algunos de los métodos implacables utilizados por Nazarbayev en contra de opositores y disidentes del régimen”, concluyó Halvorssen.

La lucrativa presentación de West sigue los pasos de un publicitado concierto privado ofrecido por la cantante y actriz estadounidense Jennifer López tan solo meses atrás, en oportunidad de la celebración del cumpleaños número 56 del dictador del vecino Turkmenistán. La presentación de López desató un frenesí mediático internacional y suscitó llamados para que la artista donase cerca de 10 millones de dólares que habría obtenido a lo largo de su carrera ofreciendo conciertos para otros dictadores. López se justificó ante la opinión pública revelando su supuesto desconocimiento sobre la deplorable situación de los derechos humanos en Turkmenistán.

Freedom House califica a Kazajistán como “no libre” tanto en materia de libertad de prensa como en derechos civiles y políticos, mientras que Transparencia Internacional lo posiciona en el puesto 133 de 174 de su Índice de Percepción de la Corrupción. En las más recientes elecciones presidenciales, que no fueron ni libres ni justas, Nazarbayev ganó oficialmente con un 95.5% de los votos. Luego de la masacre de Zhanaozen ocurrida en diciembre de 2011, donde fuerzas de seguridad del Estado mataron a 15 trabajadores petroleros que se encontraban en huelga e hirieron a otros 100, el gobierno ha relanzado su campaña hostil en contra de la prensa independiente. El mes pasado, HRF publicó un informe jurídico (en inglés) sobre el asunto.

El régimen emplea especialistas en lobby y relaciones públicas para maquillar la imagen internacional de Kazajistán en el exterior y promover reportes positivos sobre su desarrollo y progreso en materia de derechos humanos, civiles y políticos. El ex primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, abogó internacionalmente a favor de Nazarbayev, luego de recibir más de 20 millones de dólares en “honorarios por consultoría”.

West fue invitado personalmente por Nazarbayev para cantar en el banquete de boda celebrado en el lujoso Hotel Grand Tulip de Almaty. Su show fue documentado por los invitados en Twitter e Instagram, y un video de su presentación fue subido a YouTube. West no es la primera celebridad internacional invitada a cantar en Kazajistán; en 2011, Sting se rehusó a ofrecer un concierto privado en el país debido a la represión ejercida por el gobierno sobre de los trabajadores petroleros de Zhanaozen.

“Los millones de dólares pagados a Kanye provienen del botín robado del tesoro público de Kazajistán. Paradójicamente, West ha apoyado a numerosas organizaciones benéficas a lo largo de su carrera, incluyendo algunas cuyo trabajo se enfoca específicamente en el activismo por los derechos humanos a escala internacional. Kanye cantó para un dictador despiadado y su séquito. ¿Seguirá los pasos de J.Lo, manteniéndose al margen de los abusos cometidos en uno de los países más oprimidos de la región? Consideramos que la participación de la opinión pública es vital para que artistas como Kanye y J.Lo asuman responsabilidad por este tipo de actos”, dijo Garry Kasparov, presidente del Consejo Internacional de Human Rights Foundation.

HRF es una organización sin fines de lucro, independiente y apolítica, que promueve la defensa de los derechos humanos a escala mundial. HRF centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión y de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener, asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura, y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. El trabajo de HRF se funda en el principio de la no violencia. El Consejo Internacional de HRF está presidido por el activista por la democracia ruso Garry Kasparov y se encuentra conformado por prestigiosos activistas de derechos humanos, tales como George Ayittey, Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel [fallecido], Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel y Harry Wu.

 

Contacto: Jamie Hancock - Human Rights Foundation, (212) 246.8486, jamie@thehrf.org


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #4515
New York, NY 10118
Teléfono: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.thehrf.org