English
Human Rights Foundation: Protecting Human Rights in the Americas



Jennifer López ofrece concierto para Gurbanguly Berdimuhamedow, dictador de Turkmenistán


Photo: AP

AWAZA, TURKMENISTÁN (2 de julio de 2013) - La cantante estadounidense Jennifer López fue la atracción principal de la celebración del cumpleaños número 56 del presidente de la República de Turkmenistán, Gurbanguly Berdimuhamedow, quien ha gobernado el país con mano dura desde 2006. El gobernante, junto a su familia y amigos, ejerce un control absoluto sobre la política, economía y sociedad del país, donde el culto a su personalidad es extremo.

“López tiene derecho a ganarse la vida cantando para el dictador que desee. Sin embargo, estas acciones deterioran su credibilidad y ponen en juicio su seriedad y compromiso con las campañas de defensa de derechos humanos en las que ha participado”, dijo el presidente de Human Rights Foundation (HRF), Thor Halvorssen. “¿Dónde será su siguiente concierto? ¿En Siria? El cumpleaños de Fidel Castro es en agosto, ¿cantará para el tirano cubano también?”, preguntó Halvorssen.

Según Freedom House, la dictadura de Berdimuhamedow se encuentra entre las nueve peores del mundo. Transparencia Internacional posiciona al país como el “séptimo peor” según su Índice de Percepción de Corrupción y Reporteros Sin Fronteras lo cataloga como un “depredador de la libertad de prensa”, confiriéndole el tercer puesto entre los peores lugares del mundo para periodistas, junto a países como Siria, Corea del Norte y Eritrea. HRF considera que Turkmenistán es uno de los peores regímenes autoritarios del mundo. En 2012, cuando Berdimuhamedow fue reelecto con el 97% de los votos, el fraude en los comicios era tan evidente que la OSCE se negó a enviar observadores.

Jennifer López probablemente desconoce que redes sociales como Twitter y Facebook están prohibidas en Turkmenistán y que el único proveedor de servicios de Internet es de propiedad del gobierno. Irónicamente, sus representantes y coristas tuitearon con entusiasmo sobre su presencia en el país. El gobierno de Berdimuhamedow utiliza la vigilancia de líneas telefónicas y comunicaciones electrónicas para controlar a sus críticos. La oposición política es considerada traición, la tortura es una práctica común y la homosexualidad es ilegal.

Además del concierto, la presentación de Jennifer López incluyó una actuación especial llamada “Feliz cumpleaños, señor Presidente”, en la cual López vistió un atuendo regional y cantó el tradicional feliz cumpleaños a Berdimuhamedow. López habría recibido un millón y medio de dólares por su presentación. En el pasado, HRF ha expuesto el apoyo mostrado por celebridades a varios dictadores, desde la lamentable participación de Hillary Swank en el cumpleaños del dictador checheno Ramzan Kadyrov, hasta la reciente visita de Julio Iglesias a Guinea Ecuatorial para cantar a la familia Obiang, que ha gobernado el país africano por más de 40 años.

“A pesar de la vergüenza pública sufrida recientemente por Hilary Swank, los representantes de Jennifer López y la misma cantante se muestran obtusos e insensibles frente a las violaciones de derechos humanos en Turkmenistán. Dictadura es dictadura, sea en Cuba o Chechenia o Angola”, concluyó Halvorssen.

En el pasado, Mariah Carey, Nelly Furtado, Beyoncé y 50 Cent fueron objeto de serias críticas por haber cantado para la familia de Muammar Gadaffi. Todos estos artistas se vieron obligados a donar las ganancias de sus presentaciones.

HRF es una organización sin fines de lucro, independiente y apolítica, que promueve la defensa de los derechos humanos a escala mundial. HRF centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión y de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener, asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura, y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. El trabajo de HRF se funda en el principio de la no violencia. El Consejo Internacional de HRF está presidido por el activista por la democracia ruso Garry Kasparov y se encuentra conformado por individuos que fueron prisioneros de conciencia, tales como George Ayittey, Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel [fallecido], Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel y Harry Wu.

Contacto: Jamie Hancock - Human Rights Foundation, (212) 246.8486, jamie@thehrf.org


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #4515
New York, NY 10118
Teléfono: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.thehrf.org