English
Human Rights Foundation: Protecting Human Rights in the Americas

OEA: HRF pide a enviados especiales denunciar las medidas ventajistas del proceso electoral en Venezuela

NUEVA YORK (13 de abril de 2013) – Human Rights Foundation (HRF) exige a los enviados especiales de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Venezuela, Bill Richardson y Alfonso Quiñonez, que, en cumplimiento de su mandato, denuncien las medidas ventajistas y abusos durante el actual proceso electoral. La presencia de emisarios de la OEA en Venezuela responde al pedido realizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) de ese país al Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, para que funcionarios de esta institución se “hagan presente” durante las elecciones.

“El CNE se rehusó a aceptar una misión de observación electoral de la OEA con capacidad de denunciar las múltiples irregularidades y engaños utilizados por el gobierno de Venezuela en estas elecciones. Sin embargo, para avalar todas estas prácticas antidemocráticas, el CNE ahora invita a funcionarios de la Secretaría General de la OEA para que con su presencia otorguen legitimidad internacional al proceso”, dijo Garry Kasparov, presidente del Consejo Internacional de HRF y activista pro democracia ruso.

Entre las medidas ventajistas avaladas por el CNE se encuentran los límites en la difusión de propaganda electoral que engañosamente dan a ambos candidatos cuatro minutos diarios en los medios de comunicación. Esta medida no toma en cuenta que la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos otorga al Ejecutivo setenta minutos adicionales por canal a la semana, además del derecho a emitir cadenas oficiales que pueden extenderse de manera indefinida durante horas.

El director de campaña de Henrique Capriles, Carlos Ocariz, denunció que sólo en los primeros 8 días de campaña, el canal del Estado transmitió 1248 minutos de propaganda electoral y 342 minutos de cadenas oficiales obligatorias para todos los medios públicos y privados a favor del candidato oficialista Nicolás Maduro.

“Dado que están en Caracas, los funcionarios de la OEA enviados por el Sr. Insulza deben ejercer un rol activo de fiscalización y denuncia de todas estas medidas ventajistas”, dijo Thor Halvorssen, presidente de HRF. “De lo contrario, estarían actuando contra la propia misión de la OEA que consiste en promover y proteger la democracia. Si estos funcionarios callan, la comunidad internacional deberá exigirles su renuncia”, concluyó.

Un comunicado de prensa emitido por la OEA ayer explica “que, en vista de las regulaciones vigentes en Venezuela y las disposiciones internas de la OEA, esta visita no debe ser entendida ni interpretada como observación electoral.”

En el pasado, las misiones de observación electoral de la OEA han jugado un rol preponderante en la promoción de elecciones verdaderamente transparentes, libres y justas. Por ejemplo, en el año 2000, la misión de observación electoral de la OEA —dirigida por el prestigioso diplomático guatemalteco Eduardo Stein— jugó un papel de fiscalización importante durante la controversial tercera reelección de Alberto Fujimori en Perú. Ante las numerosas medidas electorales ventajistas del gobierno de Fujimori, la misión de observación se retiró del país. En ese momento, Stein declaró ante los medios de comunicación que la misión se retiraba de la elección debido a que “que las condiciones del proceso electoral que la Misión había observado no permitían una contienda justa y equitativa”.

Los artículos 3 y 4 de la Carta Democrática Interamericana establecen que son elementos esenciales de la democracia tanto las elecciones transparentes, libres y justas, como el respeto del gobierno a la separación de poderes, la independencia del poder judicial, la libertad de expresión, y la existencia de un régimen plural de partidos políticos.

“Si bien lo funcionarios de la OEA que estarán en Venezuela no integran una misión de observación electoral propiamente dicha, ellos siguen teniendo el deber de hacer cumplir los principios de la organización y, por tanto, deberán observar, verificar y denunciar todas las irregularidades del actual proceso electoral”, aclaró Halvorssen. “Esperamos que el ex gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, y el Secretario de Relaciones Externas de la OEA, Alfonso Quiñonez, no consideren esta visita como un viaje de placer a Venezuela”, concluyó Halvorssen.

HRF es una organización sin fines de lucro, independiente y apolítica, que promueve la defensa de los derechos humanos a escala mundial. HRF centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión y de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener, asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura, y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. El trabajo de HRF se funda en el principio de la no violencia. El Consejo Internacional de HRF está presidido por el activista por la democracia ruso Garry Kasparov y se encuentra conformado por individuos que fueron prisioneros de conciencia, tales como George Ayittey, Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel [fallecido], Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel y Harry Wu.


Contacto: Jamie Hancock - Human Rights Foundation, (212) 246.8486, jamie@thehrf.org


Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #4515
New York, NY 10118
Teléfono: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.thehrf.org