English
Human Rights Foundation: Protecting Human Rights in the Americas

HRF llama a la selección de fútbol de España a pronunciarse en solidaridad con las víctimas de la dictadura ecuatoguineana

Nueva York (15 de noviembre de 2013) – Hoy, Human Rights Foundation (HRF) hizo un llamado para que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la selección de fútbol de ese país se pronuncien públicamente en solidaridad con las víctimas del régimen dictatorial de Teodoro Obiang en Guinea Ecuatorial, en oportunidad de su visita a dicho país para jugar un partido amistoso con la selección ecuatoguineana, programado para el día de mañana sábado 16 de noviembre.

“Lamentamos que la selección española haya decidido participar en un encuentro deportivo que claramente está siendo utilizado por Obiang como una campaña mediática de relaciones públicas a favor de su dictadura”, dijo Thor Halvorssen, presidente de HRF. “Más allá de no cobrar por el partido y de haber anunciado que no harán propaganda para el régimen, el seleccionado español tiene la oportunidad de utilizar su fama para llamar la atención sobre los terribles abusos contra los derechos humanos en Guinea Ecuatorial, un país que actualmente tiene al menos una docena de presos políticos en la cárcel”, dijo Halvorssen.

La selección española de fútbol, actual campeona de la liga europea y del mundo, tenía programado jugar originalmente en Angola o Gabón previo a desplazarse a Sudáfrica para jugar un amistoso contra el seleccionado de ese país. Sin embargo, la semana pasada, el titular del Ministerio de la Juventud  y Deportes ecuatoguineano, Francisco Pascual Obama Asue, anunció que los campeones del mundo habían aceptado jugar en Guinea Ecuatorial sin recibir ninguna compensación económica, gracias a las “excelentes relaciones culturales, de amistad y cooperación” que unen a España con el país africano.

Luego de recibir una serie de críticas y acusaciones por parte de organizaciones de defensa de derechos humanos, de servir como herramienta para legitimar al régimen de Obiang, la selección española anunció su negativa de fotografiarse con el presidente ecuatoguineano, así como a salir del complejo hotelero donde serán hospedados a menos que sea para entrenar o jugar en el partido amistoso. El equipo será alojado en Sipopo, un lujoso complejo de 830 millones de dólares construido por Obiang con los ingresos del Estado por concepto de petróleo. 

Guinea Ecuatorial ha sido gobernado por el presidente Obiang desde 1979, año en el cual llegó al poder a través de un golpe de Estado. A pesar de tener un producto interno bruto (PIB) per cápita de 30 233 dólares, compitiendo incluso con el PIB de algunos países europeos como Italia, el ciudadano ecuatoguineano promedio vive con menos de 2 dólares al día. El país ocupa el puesto 163 de 174 en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional. El régimen de Obiang controla todos los medios de comunicación y encarcela y tortura rutinariamente a opositores políticos con el objeto de destruir el disenso.

“Esta situación es equivalente a que un equipo deportivo europeo visite Corea del Norte para entretener a la élite del gobierno norcoreano; la única diferencia es que esto está sucediendo en África”, dijo Tutu Alicante, fundador de EG Justice, la única organización de derechos humanos que se dedica exclusivamente a denunciar las violaciones de derechos humanos cometidas en Guinea Ecuatorial. “Obiang es conocido por contratar especialistas en lobby y relaciones públicas para maquillar su imagen, crímenes y actos de corrupción”, afirmó Alicante.

En 2012, HRF y EG Justice se unieron para exponer una campaña de relaciones públicas a favor del régimen ecuatoguineano, orquestada por Obiang a través de la Fundación Leon H. Sullivan con base en Washington. El año pasado, el régimen de Obiang financió la “IX Cumbre Sullivan”, evento que tenía por objetivo promover los derechos humanos y las buenas prácticas de gobierno en África. Luego de las gestiones realizadas por HRF y EG Justice, dos terceras partes de los invitados rechazaron la invitación. El evento resultó ser un desastre de relaciones públicas, tanto para el gobierno de Obiang como para la Fundación Sullivan, la cual cerró sus puertas poco tiempo después.

“Referirse al arte, la cultura y el deporte como temas ajenos a la realidad política de un país es inadmisible, especialmente cuando estamos hablando de una dictadura. Los boicots son una forma simbólica de expresar rechazo por un determinado gobierno”, dijo Halvorssen. “Durante la época del apartheid en Sudáfrica, algunos equipos deportivos, como los de rugby, fueron esenciales para exponer y desmantelar este sistema de segregación. Si no es posible realizar un boicot, deben utilizarse entonces la creatividad y brújula moral como herramientas al servicio de la lucha por los derechos individuales y la dignidad humana”, concluyó Halvorssen.

HRF es una organización sin fines de lucro, independiente y apolítica, que promueve la defensa de los derechos humanos a escala mundial. HRF centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión y de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener, asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura, y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. El trabajo de HRF se funda en el principio de la no violencia. El Consejo Internacional de HRF está presidido por el activista por la democracia ruso Garry Kasparov y se encuentra conformado por prestigiosos activistas de derechos humanos, tales como George Ayittey, Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel [fallecido], Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel y Harry Wu.


Contacto:

Jamie Hancock, Human Rights Foundation, jamie@humanrightsfoundation.org

Ángel María Villar, presidente de la real federación española de fútbol (RFEF), rfef@rfef.es@a_mafiavillar+34 914 959 800
 
Vicente Del Bosque, director técnico de la selección española de fútbol, @vicentedlbosque




Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #4515
New York, NY 10118
Teléfono: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.thehrf.org