English
Human Rights Foundation: Protecting Human Rights in the Americas

Ecuador: HRF condena ataques sistemáticos a la libertad de prensa

NUEVA YORK (29 de agosto de 2014)—Human Rights Foundation (HRF) condena los ataques sistemáticos a la libertad de prensa y el clima de autocensura que viven los medios de comunicación independientes en Ecuador como resultado de las acciones del gobierno del presidente Rafael Correa. La entrada en vigor en junio de 2013 de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), que restringe el tipo de información que puede ser comunicada a través de los medios, y la puesta en marcha de organismos especializados con capacidad sancionadora, de vigilancia, intervención y control sobre los medios, han dado paso a la apertura de más de cien procesos contra periodistas y medios de comunicación independientes en el país. La presión ejercida por el gobierno ha motivado ya la suspensión de las ediciones impresas de al menos cuatro medios de la prensa escrita y la amenaza patente de que otros sigan los mismos pasos u opten por el cierre definitivo.

“Con la aprobación de la LOC, el presidente Correa ha intensificado su campaña para acabar con el periodismo independiente y eliminar cualquier vestigio de opinión pública crítica que contradiga el discurso del aparato propagandístico conformado por los múltiples medios estatales”, dijo Thor Halvorssen, presidente de HRF. “Además de utilizar los tres poderes del Estado para perseguir  a cualquiera que amenace la hegemonía comunicacional de su gobierno, el presidente Correa semanalmente amenaza e insulta a los periodistas dentro y fuera de Ecuador y comanda campañas de desprestigio contra ellos tanto en cadenas nacionales obligatorias como en sus ‘enlaces ciudadanos’ de cada sábado”, dijo Halvorssen.

La LOC establece una amplia potestad del gobierno para regular tanto “el contenido” (Art. 60 y ss.) como “la calidad” (Art. 71) de lo que puede o no ser reportado por los medios de comunicación, y califica como “censura previa” (Art. 18), no las acciones del Estado en censura de la prensa independiente, sino las decisiones de los medios de comunicación independientes de definir libremente los asuntos sobre los que quieren tratar. La LOC, por ejemplo, obliga a los medios a “cubrir y difundir los hechos de interés público” y considera como “acto de censura previa”, cualquier “omisión deliberada y recurrente de la difusión de temas de interés público”.

En aplicación de estas disposiciones, más de cien procesos administrativos contra los medios han sido iniciados ante la Superintendencia de la Información y Comunicación (SUPERCOM) que comenzó a funcionar en octubre de 2013. Entre los medios sancionados por la SUPERCOM bajo la LOC se encuentra el diario El Universo, que a principios de este año pagó una multa de alrededor de 90 000 dólares por la publicación de una caricatura humorística. El dibujo satirizaba el allanamiento arbitrario del domicilio de un periodista condenado a prisión por pedir que se investigue la responsabilidad del presidente Correa en hechos violentos ocurridos en 2010. La SUPERCOM resolvió que con la publicación de esta caricatura, el diario había violado el artículo 25 de la LOC “por no abstenerse de tomar posición institucional sobre la inocencia o culpabilidad de una persona que está involucrada en la indagación previa aludida en la caricatura y en el texto de la misma”.

También destacan las denuncias presentadas por partidarios del presidente Correa contra los diarios El Universo, El Comercio, Hoy y La Hora en las que se alega que estos medios incurrieron en “censura previa” por no informar de manera “suficiente”, “detalladamente” y con “calidad y profundidad” sobre una visita oficial del presidente Correa a Chile en mayo pasado, replicando acusaciones hechas por el propio Correa en su enlace ciudadano de 17 de mayo. En su programa, Correa se refirió a estos diarios como “prensa corrupta” y “mercantil” y reclamó que no hubieran informado “casi nada” sobre la visita oficial, agregando que La Hora incluso omitió mencionar que había recibido una investidura como doctor honoris causa. En la misma alocución, Correa señaló que sus visitas oficiales eran de “interés público” para la ciudadanía, que por tanto los medios habían incurrido en la censura previa y llamó a los ciudadanos a reaccionar, organizarse y denunciar a los cuatro periódicos ante la SUPERCOM.

“Los periodistas en Ecuador se desempeñan en un clima de tensión y autocensura que alcanza a medios escritos, radiales y televisivos, y especialmente a aquellos de difusión masiva. En ocasión de un evento académico en Guayaquil la semana pasada, HRF tuvo la oportunidad de corroborar que Ecuador ha dejado de ser una democracia donde los periodistas pueden fiscalizar al gobierno sin miedo a represalias”, dijo Javier El-Hage, director jurídico de HRF. “Esta grave situación en un país que, antes del advenimiento de Correa, llevaba más de 20 años de haber salido de la última dictadura militar y sin experimentar el nivel de censura que se vive hoy, ha llevado a que hoy existan tres tipos de periodistas en Ecuador: en primer lugar están los que trabajan para medios independientes y que han dejado de informar sobre temas como la ‘corrupción’ o la ‘incompetencia’ del gobierno por miedo a represalias. Después, está el puñado de periodistas que también trabaja en medios independientes y que continúa arriesgándose a criticar al poder, a pesar del miedo y la resignación de que probablemente les quede poco tiempo en el aire. Y, finalmente, está la masa de periodistas que trabajan para los órganos de propaganda del presidente, que carecen de estándar ético alguno y que se dedican a aplaudir sus exabruptos y a justificar los abusos que padecen sus colegas periodistas”, dijo El-Hage.

HRF es una organización sin fines de lucro, independiente y apolítica, que promueve la defensa de los derechos humanos a escala mundial, con énfasis en sociedades cerradas. HRF centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión y de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener, asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura, y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. El trabajo de HRF se funda en el principio de la no violencia. El Consejo Internacional de HRF está presidido por el activista por la democracia ruso Garry Kasparov y se encuentra conformado por prestigiosos activistas de derechos humanos, tales como George Ayittey, Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel [fallecido], Mutabar Tadjibaeva, Elie Wiesel y Harry Wu.
 
Contacto: Jamie Hancock – Human Rights Foundation, (212) 246.8486, 
jamie@thehrf.org




Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #4515
New York, NY 10118
Teléfono: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.thehrf.org