English
Human Rights Foundation: Protecting Human Rights in the Americas

Corte Interamericana: HRF expresa beneplácito por sentencia a favor de RCTV


NUEVA YORK (8 de septiembre de 2015) – Human Rights Foundation (HRF) expresa su beneplácito por la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) en el caso Granier y otros (Radio Caracas Televisión, “RCTV”) vs. Venezuela, que condena al Estado venezolano por violar la libertad de expresión tanto de accionistas y empleados de RCTV así como de la “ciudadanía [venezolana] que se vio privada de tener acceso a la línea editorial que RCTV representaba”. En la sentencia que fue publicada ayer, la CorteIDH ordenó al Estado el restablecimiento de “la concesión del espectro radioeléctrico correspondiente” y la “devolución de los bienes”, especialmente equipos técnicos de televisión, que fueron decomisados a RCTV y puestos bajo el control de medios afines al gobierno desde 2007.

“Al igual que los regímenes autoritarios en la América Latina de los años setenta, el régimen venezolano lleva años sin acatar las decisiones de los órganos del sistema interamericano de protección de derechos humanos, de manera que aunque este fallo no lleve al restablecimiento inmediato del canal que por décadas fue el de mayor audiencia en ese país, sí será un documento de referencia para una futura comisión de la verdad en una futura Venezuela democrática, que tendrá que restaurar la libertad de prensa e investigar los crímenes del chavismo”, dijo Garry Kasparov, presidente del Consejo Internacional de HRF. “Nuestra organización ha acompañado el caso de RCTV desde sus inicios, y creemos que esta sentencia del tribunal internacional más importante del hemisferio occidental reivindica el rol principista jugado por la dirección del canal RCTV. Su presidente, Marcel Granier, a diferencia de muchos otros dueños de medios en Venezuela, se ha mantenido firme en sus convicciones democráticas pese al embate autoritario y con ello ha escrito una importante página en la historia latinoamericana de la lucha contra las dictaduras”, añadió Kasparov.

El 16 de junio de 2014, HRF presentó un escrito de amicus curiae ante la CorteIDH sobre este caso y pidió a ese tribunal internacional “analizar no solamente la Comunicación No. 0424 de 28 de marzo de 2007 del Ministerio del PoderPopular para las Telecomunicaciones y la Informática (MPPTI) que de manera definitiva negó la renovación de la concesión al canal de televisión RCTV —la cual expresa motivaciones meramente formales para justificar la negativa de renovar la concesión a RCTV— sino también […] compulsar con valor probatorio pleno los hechos sucesivos previos que se produjeron desde el año 2002 incluyendo especialmente las declaraciones públicas del presidente de la República […] y diversos ministros de Estado, entre 2002 y 2006, en las que se fustiga la línea editorial de RCTV”, y donde se expresan los verdaderos motivos del cierre de RCTV.

Luego de admitir el escrito de amicus curiae de HRF en el expediente del caso, la sentencia de la CorteIDH fue más allá de los documentos judiciales y administrativos que establecían razones formales para no renovar la concesión de RCTV y dio fuerza probatoria a las múltiples declaraciones públicas de altos funcionarios del gobierno venezolano, incluido el expresidente Hugo Chávez, como evidencia de la verdadera finalidad del cierre de RCTV. Específicamente, la CorteIDH rechazó el argumento formal del gobierno de que la no renovación de la concesión de RCTV en 2007 se había producido para “fomentar la democratización” y “la pluralidad de los mensajes y contenidos”, y determinó que el gobierno actuó con la “finalidad real de acallar voces críticas al gobierno” y con el “objetivo de alinear editorialmente [a RCTV]”. En esa línea, la CorteIDH declaró expresamente que “la finalidad declarada [en los documentos judiciales] no era la real y que sólo se dio con el objetivo de dar una apariencia de legalidad a las decisiones”.

“Más allá del caso concreto, este fallo de la Corte Interamericana sienta un precedente importantísimo a favor de medios independientes y adversarios políticos de gobiernos autoritarios, quienes suelen enfrentar una artillería de procesos judiciales arbitrarios con ‘apariencia de legalidad’, pero que en realidad responden al capricho del caudillo de turno”, dijo Javier El-Hage, director jurídico de HRF. “A partir del fallo de ayer, las declaraciones públicas de altos funcionarios de gobiernos autoritarios que se caracterizan por estigmatizar públicamente a sus opositores, y que, a través de tribunales judiciales y administrativos serviles, buscan luego dar apariencia de legalidad a sus abusos, no podrán escapar más de la justicia internacional. Recurriendo a un viejo adagio español, a partir de esta sentencia, por la boca también muere el pez autoritario”, concluyó El-Hage.

El 7 de mayo de 2007, semanas antes del cierre de RCTV como canal de televisión abierta, HRF lanzó la campaña RCTVLibre subrayando que el cierre marcaba un punto de inflexión hacia la negación total de la libertad y la democracia en Venezuela, y que el efecto del mismo era equivalente a que arbitrariamente se clausurasen las señales de Televisión Española en España, de la Red O Globo en Brasil, o de ABC en Estados Unidos. En mayo de 2010, en conmemoración del tercer aniversario del cierre de RCTV, Marcel Granier participó como ponente en el Oslo Freedom Forum, la conferencia de HRF que se realiza anualmente en Noruega.

Vea la presentación de Marcel Granier en el Oslo Freedom Forum 2010 aquí.

Lea el escrito de amicus curiae de HRF para la CorteIDH aquí.

HRF es una organización sin fines de lucro, independiente y apolítica, que promueve la defensa de los derechos humanos a escala mundial, con énfasis en sociedades cerradas. HRF centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión y de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener, asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura, y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. El trabajo de HRF se funda en el principio de la no violencia. El Consejo Internacional de HRF está presidido por el activista por la democracia ruso Garry Kasparov y se encuentra conformado por prestigiosos activistas de derechos humanos, tales como George Ayittey, Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel [fallecido], Mutabar Tadjibaeva, Elie Wiesel y Harry Wu.

Contacto: Jamie Hancock, (212) 246-8486, jamie@hrf.org

 




Human Rights Foundation
350 Fifth Avenue, #4515
New York, NY 10118
Teléfono: (212) 246-8486
Fax: (212) 643-4278 info@thehrf.org
www.thehrf.org